“El matrimonio es, y seguirá siendo, el viaje de descubrimiento más importante que el hombre puede emprender”.
S. Kierkegaard

Estambul, Turquía, encuentro de oriente y occidente, hogar de tres imperios y unión de romance e historia. Con un pie en el viejo mundo y otro en el oriente próximo, no será difícil dejarte absorber por esta majestuosa ciudad. Lo mejor es visitarla entre otoño y primavera, cuando las temperaturas son más estables. No necesitas mucho equipaje, solo la mejor compañía y una cámara fotográfica.

EL ESTRECHO ANTIGUO

La ciudad mas grande de Turquía une a la ciudad antigua (SULTANAHMET) donde encontrarán legendarias reliquias que no pueden perderse como LA MEZQUITA AZUL, LA IGLESIA DE SANTA SOFÍA y el PALACIO DE TOPKAPI. Esta será la parte intelectual de su viaje.

EL ESTRECHO MODERNO

Ideal para parejas aventureras; consiste en perderse en las numerosas actividades en pareja, lejos de casa. Las compras pueden ir desde perderse en el GRAN BAZAR mezclado de múltiples culturas o en el barrio NISANTASI hasta visitar los más exclusivos malls como en KANYON donde encontrarás firmas tan prestigiadas como en LA QUINTA AVENIDA, recuerda llevar un bolso vacío para las compras.

Lo mejor que pueden hacer en Estambul es conocer juntos sus mezquitas y recorrer sus canales, como un tradicional paseo en barco por el Bósforo y probar de su gastronomía mixta en la ruta de CICEJ PASAJI ó el barrio de BEYOGLU con innumerables restaurantes de todo tipo de precios. Los restaurantes mas sonados son en ANJELIQUE y el 360, además cuentan con increíbles vistas panorámicas al Bósforo.

Y para cerrar, una luna de miel no es una luna de miel sin un hammam, conocido como baño turco, para sumergirse en los vapores relajantes para aclarar mente ,cuerpo y alma. Y hablando de vapores, no dejes la ciudad sin probar las narghiles, o pipas con tabacos de sabores durante una visita nocturna por la sala del Babylon.