Si recibiste el anillo y has esperado emocionada el día de tu boda, entonces la palabra “posponer” seguro te suena a una especie de sacrilegio. Pero si por el contrario, constantemente tienes dudas y las cosas se salen de control en varios aspectos, quizá es momento de esperar un poco. Recuerda que las mejores cosas de la vida llegan con paciencia, y es por ello que a continuación te compartimos algunas cuestiones que –a nuestro– criterio podrían ser razones para posponer una boda:

Todo fue apresurado

Cualquiera que sea el motivo, si te lanzaste demasiado pronto al club de los comprometidos, pero descubres que a la hora de planear todo las cosas solo salen mal, entonces es tiempo de meditar si lo correcto es seguir o darte un plazo mayor para hacer las cosas tal y como te gustaría que fueran, o lo más parecido.

7 razones para posponer una boda

Foto: Made of Honor

No estás segura

Puede ser que después de todo no te veas con él a largo plazo, que hayas descubierto algo que va rotundamente en tu contra o incluso que te des cuenta de que la vida de casados no es para ti. Si constantemente te surgen dudas es necesario hablarlo, o sino deberás callarlo para siempre.

via GIPHY

Él no está seguro

Es tan grave o peor que el punto anterior, pues si tu pareja constantemente te da pruebas de que una boda no es lo que más quiere e incluso le molesta, entonces más vale liberarlo y liberarte. No quieres pasar el resto de tus días con alguien que no estuvo comprometido desde un principio, ¿o sí?

via GIPHY

La economía va mal  

Una de las razones más tristes, pero también de las más comunes. Hay muchas formas de recortar el presupuesto, ya sea con una boda más pequeña o elementos más sencillos. Sin embargo, si no están conformes con lo que pueden lograr, entonces no pasa nada si esperan para ahorrar un poco más. Recuerda que el día de tu boda es algo que solo se vive una vez –si las cosas salen bien–.

7 razones para posponer una boda

También lee: Cómo dividir el presupuesto para tu boda

Sientes demasiada presión

Absolutamente todas las novias llegan a sentir estrés cuando se trata de llevar a cabo los preparativos. Pero si lo que estás sintiendo es presión por parte de tu familia, amigos, o incluso de tu pareja debes tomarte un respiro. Es un paso muy importante en donde las decisiones que se toman son de DOS.

via GIPHY

No te sientes preparada

Quizá el amor y la ilusión del momento te hizo aceptar sin pensar, pero si una vez que te diste cuenta de todo lo que implica casarse, comienzas a sentirte incómoda, entonces detente. Sin importar la edad que tengas, es importante que tomes seriamente ese compromiso, y si crees que aún no es tu tiempo, mejor aguarda.

via GIPHY

Tienes problemas graves con tu pareja

Con esto no te estamos diciendo que debes cancelar por completo tu boda, pero quizá es necesario que ambos se tomen un tiempo para resolver lo que está pasando entre ustedes antes de dar el gran paso. Jamás dejes que la vergüenza o el qué dirán te detenga.

7 razones para posponer una boda

Foto de portada: The Notebook