Te cases o no durante un mes en el que normalmente tienden a caer algunas gotas, el clima seguramente es una de tus peores preocupaciones cuando se trata de planear tu boda. Si has optado por un aperitivo, ceremonia o banquete al aire libre, seguramente desearás que el cielo permanezca despejado y libre de cualquier posibilidad de precipitaciones, aunque en realidad siempre es necesario tener un plan B que te permita salir librada aún en época de lluvias.

TAMBIÉN LEE: ESPUÉS DE VER ESTAS FOTOS TE VAS A ARREPENTIR DE NO QUERER QUE LLUEVA EN TU BODA

Existe un dicho que asegura que “novia mojada es novia afortunada”, además de que anteriormente hemos hablado de la parte positiva y el encanto que le puede otorgar un poco de lluvia a ese gran día. En un intento por descubrir las claves para que el clima no sea un inconveniente, le preguntamos al Wedding Planner Diego Del Río Zepeda algunos de sus mejores tips para evitar una catástrofe en épocas como verano y prácticamente cualquier otra, pues nunca se sabe con certeza cuándo ocurrirá. Aquí lo que debes tomar en cuenta:

Novia prevenida vale por dos

“Se supone que los meses de lluvia son del 11 de abril al 11 de octubre aproximadamente, sin embargo, hoy en día ya no es posible saber con exactitud cuándo se caerá el cielo. Por ello, debes planear tu boda como que si tuvieras por seguro que va a llover, te ahorrarás muchos corajes y obstáculos.”

Mentalízate

“Yo le digo a todas las parejas que es mejor mentalizarse a que va a llover el día de su boda. Es recomendable pensar de esta manera porque si llueve ya estarán preparados y si no, será una sorpresa sumamente agradable.”

Prepara el lugar

“Si la boda es en un jardín. Siempre hay que poner una buena carpa, que sea de calidad y de un proveedor confiable. Hay que tener un pasillo de la cocina a la carpa techado (importantísimo) y si para llegar a la carpa hay un camino largo o a los baños, hay que tener paraguas para que cada invitado pueda ocupar uno.”

¡Aprovecha el mal tiempo!

Al mal tiempo buena cara. Piensa que la lluvia siempre ha sido sinónimo de romanticismo –no es una coincidencia que muchas escenas de besos en el cine sean en esta situación– así que aprovecha y pídele a tu fotógrafo que se luzca con una sesión muy artística y original. Click aquí para ver algunos ejemplos.

Fotos: Instagram @diegodelriozepeda