Cuando se trata de tachar ciertos gastos de la boda con el fin de bajar un poco el presupuesto, la decisión puede llegar a ser sumamente difícil. Por más que piensas una y otra vez si debes hacer unos centros de mesa menos espectaculares u optar por un velo de novia prestado, seguramente no estás convencida al 100% de que tu decisión será la correcta. Lo cierto es que en las bodas cada detalle cuenta, y mientras que en ciertas cosas no hay que escatimar –banquete, vestido de novia, lugar– hay ciertas cosas que no ameritan un desembolso tan fuerte como el que crees. A continuación cuatro gastos de boda que en realidad no valen la pena:

TAMBIÉN LEE: ¿SABES QUÉ ES LO QUE IMPLICA EL GASTO MÁS GRANDE DE UNA BODA? ¡TE CONTAMOS LO QUE DEBES TENER EN MENTE!

Sesiones de fotos pre matrimoniales

El popular “Save the date” se ha convertido en un imprescindible para muchas parejas pues es una forma de anunciar que se acerca la gran fecha. Pero, ¿en realidad vale la pena invertir varios miles de pesos en fotografías de este tipo? No lo creemos. Puedes lograr un diseño sumamente lindo con una foto casera en donde ambos salgan bien, puede ser de algunas vacaciones o incluso de una fiesta. El punto es que se muestre su amor. Si tu paquete de fotos para la boda incluye esta sesión, entonces adelante, pero de lo contrario táchalo de tu lista de gastos o te arrepentirás.

Fotos: Freepik.com

Zapatos de novia

Confía en nosotros, no importa si tus zapatos son Christian Louboutin o de cualquier zapatería cerca de tu casa. Te desharás de ellos si no estás acostumbrada a andar en tacones o si optas por un modelo solo por su apariencia y no por su comodidad. Gastar miles de pesos en este accesorio en realidad no lo vale, pues casi ningún vestido de novia te permite mostrarlos y es prácticamente un hecho que te desharás de ellos en el primer momento que puedas. Opta por un calzado principalmente cómodo y que se vea bien, no necesariamente por uno que sea de marca o de diseñador. Nadie lo notará, te lo aseguramos.  

Foto: Easy Weddings

Foto: Wedding Foward

Invitaciones

Las invitaciones son el primer acercamiento de tus invitados a la boda y son una carta de presentación que da una probada de lo que será la gran fiesta. Sin embargo, no vale la pena descapitalizarte por diseños con materiales exóticos o demasiada producción. En este caso lo minimalista a veces es lo mejor, pues te ahorrarás tiempo y una gran cantidad de dinero. Recuerda que menos es más.

Foto: Pexels

Foto: Flickr

Recuerdos

De nada sirve que mandes a hacer una caja musical artesanal personalizada con tu propia melodía y foto, pues de todas formas terminará tumbada en un rincón de casi todos los invitados. Si optas por dar recuerdos, procura que sea algo práctico y que les pueda servir. Solo la familia cercana se preocupará por conservar este detalle, el resto probablemente lo terminará desechando en un par de años, así que lo mejor será que la inversión más fuerte no sea en esto.

Foto: Pinterest/ WedLuxe Magazine

Foto: Etsy

Foto de portada: Pexels